Ahora entiendo a mi abuelo

Regalo es Vida.- Mi primer amor, mi papa, se que no es raro pero si sé que es muy especial tener uno como el mío. Si en cada persona que el conoció dejo una anécdota, un chiste, una canción, una declamación, un poema, una rosa, detalles!. Jamas lo van a olvidar tanto hombres como damas. Tuve el incomparable privilegio de ser por mucho tiempo su niña.



Me lo condenaban de infiel, pero yo que estuve siempre a su lado, primero como bebita, como su reto, como su aliada, como su hija, pude darme cuenta que mi papá nunca fue culpable de atraer a las mujeres, ellas simplemente lo adoraron, lo amaron, y quizás alguna tuvo algún resquemor, pero estoy segura que jamás lo van a olvidar,



Alguien diría y tú? te gustaría que te traicionaran, y aunque no estamos hablando de mi, respondería, si no me quieren ¡pos ni modo!. Papá me dio una vida muy variada, crecí entre canciones, baile, colegios privados y hasta de monjas, aprendí a manejar armas y practicar tiro al blanco, por otro lado no me dejó aprender a manejar bicicleta ni a pertenecer a ningún grupo de voleibol o ir a alguna excursión del colegio, pero me enteré de lo que significa el sentido común y así como lo amaron el también amó así que sin querer queriendo supe por las letras de las canciones que escuchaba que la vida era hermosa, complicada y que se lloraba, se reía y se bailaba.


Si existe la reencarnación quiero que él siga siendo mi padre, si mi hijo me quiere como yo quiero a mi papá, soy una madre enaltecida. Muy pocos entendieron a mi papa, algunos decían que es un personaje que destaca en donde esté, así solo sea mirando el paisaje con sus ojos azul verdosos o verdosos con azul, colores que predominaban uno sobre el otro dependiendo de su estado de ánimo.

Cualquiera podría decir que era un mujeriego, alguna de sus hermanas podría también reír y decir " ay es que mi hermano es tan bello, caballeroso y gentil" y teniendo conocimiento de quien y como era mi padre, no se si asustarme, reír o preocuparme al escuchar a mi hijo llegar de la calle con una cara echa un poema y una sonrisa sospechosa decir "AHORA ENTIENDO A MI ABUELO"



Comentarios

Entradas Populares

Indicadores de Gestión

Todo por tí, hijo mío.